Saltar al contenido

Ginkgo Biloba

Ginkgo Biloba

El Ginkgo Biloba destaca entre las plantas medicinales procedentes y tradicionalmente usadas en China. Su popularidad se ha extendido ampliamente debido a las propiedades que aportan bienestar al organismo, especialmente en trastornos relacionados con las funciones cerebrales o problemas de flujo sanguíneo.

¿Qué es el Ginkgo Biloba?

El Ginkgo Biloba es una de las especies de árbol oriundo de la China más antiguo y del que se aprovechan las propiedades medicinales de sus hojas.

Su historia en la medicina tradicional china se originó hace miles de años. En ese entonces se dice que miembros de la corte real consumían nueces de ginkgo para la senilidad. Históricamente se ha creído en los beneficios de esta planta para el asma, la bronquitis y los trastornos renales.

¿Qué es el Ginkgo Biloba?

Historia del Ginkgo Biloba

La historia del Ginkgo Biloba puede resultar fascinante para quienes buscan la medicina natural como un estilo de vida.

Oriundo de China y en donde crece desde hace millones de años, sobrevivió a la era del deshielo gracias a los cuidados de unos monjes tibetanos y chinos, quienes reconocieron lo valioso de las propiedades de este árbol y comenzaron a cultivarlo. Siempre apreciado, puesto que para los asiáticos representa longevidad e iluminación.

Igualmente, su uso medicinal en la tradición china se inclinaba hacia los granos de ginkgo. Se creía que los mismos se podía utilizar para tratar la tuberculosis debido a sus altas propiedades antibacterianas. También se utilizaban como expectorantes y en patologías digestivas. Desde la milenaria China, este árbol pasó al Japón y a Corea. Allí era plantado alrededor de los templos.

El ginkgo se extiende por Europa cuando el médico y naturista alemán Engelbert Kämpfer lo descubre hacia el año 1712. Su popularidad se extiende cuando es plantado en el jardín botánico de Ultrecht. Goethe resalta su belleza en un ciclo de sus poemas. El botánico Carl von Linné es quien le da al Ginkgo Biloba su nombre científico en 1771, haciendo referencia al que Engelbert Kämpfer le atribuyó.

Entre las curiosidades históricas de este árbol destaca el hecho de que se ha levantado como un símbolo de resistencia. Es fascinante su historia cuando un año después de la destrucción de Hiroshima por una bomba atómica, brotó un Ginkgo Biloba de entre las ruinas de un templo budista.

Este edificio se remodeló y el árbol permaneció como un símbolo de veneración y renacimiento en medio de la destrucción. A pesar de que por mucho tiempo no hubo vestigios de vida en la ciudad, algunos brotes de Ginkgo Biloba y otras especies surgieron de entre los escombros.

Características del Ginkgo Biloba

La fortaleza de este árbol es su cualidad más resaltante y llamativa. Es resistente aun con poca luz y pocos nutrientes.

A este árbol tan especial también se le conoce como Árbol de los cuarenta escudos, Árbol sagrado o Árbol de las pagodas. En su país de origen, China, es considerado un árbol sagrado por sus propiedades que proporcionan beneficios para el organismo.

Entre las características más curiosas destaca que este es un árbol que tiene un crecimiento muy lento y que además es muy longevo. Fuentes afirman que se han llegado a encontrar ejemplares que datan de unos 2500 años. Es un árbol imponente que puede llegar a medir 40 metros de altura. Su ramificación se va abriendo y extendiendo con el paso de los años. Llama la atención que su copa puede llegar a tener forma de pino en los ejemplares masculinos y tiende a ser más horizontal en los ejemplares femeninos.

Su corteza tiene una tonalidad gris parda y sus hojas son de un color verde pardo. Tienen una curiosa forma de abanico. Los árboles masculinos y femeninos de Ginkgo florecen de manera diferente. Las primeras flores brotan junto a las hojas. Al final del verano dan su fruto, que es justamente lo que en China se considera como medicina natural.

Cultivo del Gingko Biloba

Cultivo del Gingko Biloba

Si tu afición es la jardinería o prefieres cultivar tu propio herbolario, te interesará conocer un poco sobre el cultivo y cuidados de este árbol. Curiosamente, al Gingko Biloba se le conoce también como el “fósil viviente” debido a su poca evolución a lo largo de los años. Además de ser un árbol decorativo, el hecho de ser un árbol tan resistente y que ofrece tantos beneficios ya lo hace un excelente candidato para tener en el jardín.

Es un árbol que no demanda muchos cuidados. Resiste bien a la temperaturas frías, pero prefiere los climas cálidos. Es importante saber que además soporta sequías y es resistente a la contaminación. Aunque destaca esa cualidad de ser resistente, debes decidir con exactitud donde decides plantar este árbol. No es recomendable que se esté trasplantando constantemente. Trata de que sea un lugar lejos de estructuras o construcciones para que pueda desarrollarse en todo su esplendor.

Mejor si es un lugar soleado y de suelo profundo. Al principio requiere suficiente riego, pero se debe tener cuidado con el exceso. Igualmente, te recomendamos que tengas cuidado de no asfixiar sus raíces. Aunque es resistente a las plagas, debes tener cuidado con los hongos.

No es necesario que se pode mucho el árbol de Ginkgo, solo un poco el exceso de ramas que puedan molestar o que tal vez estén enfermas. Debes cuidar su estructura natural y permitirle su crecimiento original.

Si además piensas en la multiplicación de este árbol, te recomendamos que más bien pienses en los esquejes antes que en las semillas del mismo. Te contamos que un esqueje es una manera sencilla de multiplicar una planta a partir de trozo de tallo, por ejemplo. Tu intención ha de ser conseguir un ejemplar idéntico a la planta madre o al árbol original que está en tu jardín. Puedes ayudar a la nueva planta con un sustrato especial, llamado en el mercado sustrato universal o sustrato de plantación, que lo irá fortaleciendo. Debes asegurarte de que el crecimiento de la planta sea recto. Para ello puedes apoyarte en cañas de Bambú.

Beneficios del Ginkgo Biloba

Variedades del Ginkgo Biloba

Las variedades del Ginkgo Biloba puede que no sean muy conocidas, pero igualmente pueden ser muy interesantes si tu afición es la jardinería o los cultivos de plantas. Te facilitamos una breve guía de manera que conozcas unos breves detalles de algunas de estas variedades.

  • Ginkgo biloba también conocido como ‘Otoño dorado’. A diferencia de la altura que supera los 30 metros del árbol original, esta variedad es relativamente pequeña, puesto que no suele pasar de los dos metros y medio de altura. Sus hojas suelen crecer de forma compacta y se tornan de color dorado en otoño.
  • Ginkgo biloba o “dorado pequines”. También puede considerarse una planta de tamaño compacto en su variedad, puesto que su altura normalmente suele llegar a los cuatro metros. En la época de primavera sus hojas pueden llegar a ser rígidas y apretadas en sus brotes.
  • Ginkgo biloba o también “trol”. Esta sí puede considerarse el árbol enano de las variedades de Ginkgo Biloba, puesto que su altura no suele superar el metro de altura. Sus ramas igualmente crecen muy cerca del suelo.

Curiosidades del Ginkgo Biloba

Este árbol es principalmente conocido por sus propiedades medicinales. Pero alrededor de su nombre y en su historia existen detalles curiosos e interesantes que consideramos compartir contigo de manera que conozcas un poco más de él.

  • Su madera es usada en ebanistería.
  • Es un árbol longevo, puesto que se han encontrado ejemplares que datan de hace más de 2500 años.
  • Durante el año 1691 el botánico de origen alemán Engelbert Kaempfer se encontraba trabajando en Japón y allí se topó con unos ejemplares de Ginkgo Biloba que estaban vivos. Este hecho lo reportó en su obra Amoenitatum exoticarium publicada en el año 1712. Lo curioso de este hecho es que luego pudo llevar unas semillas de este árbol a Holanda. Allí pudo plantarlas en el jardín botánico de Utrecht y este hecho permitió que el Ginkgo Biloba se expandiera por Europa. Como dato adicional y curioso, te contamos que aún se encuentra allí.
  • Uno de los nombres que es dado al Ginkgo Biloba es el de “árbol de los 40 escudos”. Este nombre tiene su origen en el precio que pagó un parisino. Se interesó mucho en cinco ginkgos y le pagó el precio de 40 escudos por cada uno de ellos a un horticultor inglés.
  • Un árbol que llama poderosamente la atención por su indiscutible resistencia. Símbolo de renacimiento por haber resistido a la bomba atómica de Hiroshima. Y es justamente su capacidad de resistencia que hace que los científicos decidan estudiar sus propiedades curativas. Además, se vuelve noticia cuando se planta en Gernika un ejemplar que desciende del original de Hiroshima y se erige como un símbolo en las Jornadas de Cultura y Paz.

De esta manera, podemos afirmar que estamos ante un árbol sumamente especial que destaca por sus propiedades ornamentales y curativas. Asimismo, un árbol que simboliza la resistencia de la naturaleza y que ofrece lo mejor de sí para el bienestar humano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies